Quienes somos

Quiénes Somos

Cicla es una empresa de lencería inteligente y respetuosa con el medio ambiente. Ideada y creada por una matrona, y certificada por un ingeniero ambiental, nuestro concepto nace desde la necesidad de entregar soluciones concretas a las mujeres durante todos los ciclos de su vida sin generar residuos innecesarios que alteran el ecosistema.

Nuestro Equipo

Somos profesionales que buscamos darle un giro innovador a lo que entendemos como lencería, desde nuestra experiencia académica y laboral

Marcia Otto

Fundadora

Mujer, mamá de dos niños y matrona egresada de la Universidad de Santiago. Diagnosticada con endometriosis, sus ciclos se convirtieron en una tortura, tanto por el volumen del sangrado como por las molestias pélvicas generadas por este. Tras probar múltiples productos (tampones, toallas, copas de todos los tamaños) y sin satisfacer su necesidad de confort y tranquilidad, descubrió la existencia de los calzones menstruales hace un par de años. Si bien existían hace algún tiempo en Estados Unidos y España, en Chile aún no había nada igual. Tras una testarudez implacable, decidió fundar la primera empresa en Chile de confección de este producto, convirtiéndose en un referente para otros emprendimientos femeninos que siguieron esta línea.

Por diversos motivos, decide abandonar su primera empresa  para crear junto a su hermano un nuevo emprendimiento con productos certificados por entidades internacionales para  ofrecer el máximo confort y seguridad cínica  a sus clientas.

Felipe Otto

Administrador

Ingeniero ambiental titulado de la Universidad de Concepción, ha trabajo para proyectos diversos enmarcados en el área de su carrera.

Con una pasión inagotable por nuevos conocimientos, tiene un acercamiento a los productos sustentables desde la visión científica.

Ha realizado estudios y certificaciones determinando la trazabilidad de los productos importados, para asegurarse de que efectivamente constan de la calidad necesaria para enmarcarse como respetuosos con el medio ambiente.

Se involucra en este proyecto definiendo su participación de esta manera : “No entiendo nada de menstruación ni productos para ella, no soy mujer, y respeto las individualidades de cada una, pero si comprendo que los productos desechables son altamente complejos de procesar para nuestro ecosistema, y se generan kilos y kilos de estos residuos anualmente”